En un acto histórico Cristina Fernández de Kirchner participó de los festejos por los 200 años de Paraná

Martes 25 de Junio de 2013
  • Abc
  • Abc
  • Abc
Galería
22:24 HsJunto a la intendenta Blanca Osuna y el gobernador Sergio Urribarri, Cristina Fernández de Kirchner festejó el Bicentenario de la ciudad. Durante el acto central a la vera del río Paraná, se firmó el convenio a través del cual se conformó la Unidad Tripartita de Gestión para la construcción del Puente Paraná Santa Fe, que funcionará como complemento al Túnel Subfluvial. También la presidenta entregó aportes para obras en Entre Ríos.
Este martes 25 de Junio de 2013 quedará en la memoria de los paranaenses por ser testigos del Bicentenario de la Villa del Paraná. 200 años atrás la Asamblea de 1813 elevó al rango de “Villa” al primer poblado de la zona de la Baxada.

Hoy, 200 años después, la presidenta Cristina Fernández encabezó los actos centrales acompañando a la presidenta municipal Blanca Osuna y al gobernador Sergio Urribarri.

En su discurso, Osuna expresó "Aquí estamos, de festejos, con memoria. Tenemos motivo.

La historia que nos antecede, conforma las señales de nuestra identidad,
Como argentinos, como entrerrianos, como paranaenses.

Celebramos hoy esta Paraná que no fue fundada al estilo español.
Habitada mucho antes por guaraníes, charrúas, minuanes, chanás, yaros.
Elegida por españoles y criollos venidos de la otra orilla, que tuvieron que pactar de igual a igual con el cacique Yasu.

Construida laboriosamente con la piedra caliza, la arcilla y la madera de sus montes. Así se armó el caserío, trepando las colinas de manera no muy ordenada.

Tozudamente reclamaron los de entonces su autonomía del Cabildo de Santa Fe.
Por eso celebramos los 200 años de la Villa, la primera institucionalidad que tuvo nuestro pueblo.
Somos herederos de esa tenacidad,
Somos hijos de la Asamblea del año 13, que reconoció a nuestro poblado, un 25 de junio como la Villa de la Bajada del Paraná.

Tempranamente, con Juan Garrigó, los paranaenses adherimos a los ideales de mayo.
Con la Gregoria Pérez, solidarios y comprometidos, sostuvimos el armado del ejército de Manuel Belgrano.

Y fuimos cuna federal, tal vez la más federal, con Hereñú, Ramírez y Artigas.
Aquí cerca no más se libró la primera batalla por esa causa, la del Espinillo.
Acá se enarboló por primera vez la bandera albiceleste cruzada por la banda colorada.

Fuimos Capital de la Confederación, esa clara referencia que nos ubica orgullosos como lugar donde el estado nacional tuvo su primera formulación orgánica.

Receptora generosa de inmigrantes y forjadora de un espíritu plural.

Acá se asentó la raíz de la educación pública, con las escuelas de Pancho Ramírez primero y con la primera escuela normal más tarde.
Con la decisión de Perón y de Evita de que la educación tiene que llegar a todos, la escuela Hogar Eva Perón es una señal.

Y siempre el río, nombrándonos, siendo límite y desafío.
Es por eso que todos valoramos la enorme decisión política que venció la insularidad con el Túnel Subfluvial, hoy nuestra única vía física de conexión con la otra costa.
No olvidamos lo que fue antes, hoy están las balsas de testigo amarradas en este puerto.

La historia más reciente nos marcó a fuego, dolorosamente,
Qué bueno sería compartir este momento con Claudio, con Mencho, con Irma, con tantos otros, aunque siento que de algún modo todos están acá, entre nosotros junto al río y la ciudad que tanto amaron.

La vuelta a la Democracia se instaló a fuerza de duras batallas, con sus fulgores y sus terribles sombras.

Por eso celebramos hace muy poco los diez años de la llegada de Néstor a Paraná, porque representó mucho más que la resolución de un conflicto laboral.
A todos nos quedó muy claro, fue una acción pedagógica en sí misma.
No sólo por su definición sobre la educación igualitaria, sino porque dejó enseñanza de cómo debe actuar el Estado frente a los derechos ciudadanos, más aún si lo que está en juego son los derecho de los niños.

Por eso sentimos a esta Paraná como producto de una epopeya colectiva.

Aquella de las luchas federales
La que con Néstor se sobrepuso al derrumbe.

La que con Ud. acompañó los juicios y a fuerza y coraje de humildes mujeres enfermeras del Hospital Militar de Paraná, logró dar con uno de los mellizos, Sabrina, hija de Raquel Negro y Tucho Valenzuela.

Por eso vivimos como auspiciosa esta coincidencia: la de los treinta años de democracia,
La de los diez años del Proyecto de justicia, de igualdad, de crecimiento con inclusión.

Nación, Provincia y Municipio trabajando codo a codo para mejorar la ciudad.
Un estado municipal que recupera poco a poco su verdadero rol, sosteniendo políticas estratégicas.


Prueba de ello son las realizaciones y proyectos sobre los que vamos avanzando:


- Recuperación del Borde Costero, y defensa del espacio público.

Las nuevas escuelas Centenario, Sarmiento, Bavio, entre las que destaco a la 188 Bazán y Bustos y a la Técnica 100 de Construcciones Navales

El hospital del Bicentenario.

Las autovías Paraná Concordia y Paraná Crespo.

El saneamiento preventivo del Volcadero y la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos cuya inversión inicial ya está realizada.

La extensión de red de gas natural

Las obras sobre el arroyo Antoñico

Las 600 viviendas del Procrear.

La Estación Transformadora de 500, que asegura provisión de energía por 30 años.

El Mercado Concentrador y el futuro Aeropuerto de Cargas

La recuperación del Parque Industrial Gral. Belgrano, cuyo reconocimiento en el Renpi
Saldrá en Julio, según la información q nos brindó hoy la Ministra Giorgi.

Las Termas con inversión pública inicial, próximas a comenzar.

Las obras del Plan Más Cerca en todos los Barrios.

La mejora del saneamiento.

Las inversiones en gestión y equipamiento Municipal

Al mismo tiempo, todos ven que Paraná crece también en materia de cultura, deporte y turismo.

- Presidenta, asumimos un fuerte compromiso con los derechos de mujeres, niños, adultos mayores. De ahí el cierre de prostíbulos al inicio de gestión y claras políticas contra violencia y trata.

- Reclamamos ante la justicia federal por el atropello del multimedios que explota su posición dominante en Paraná. Y también controlamos los precios cuidando el bolsillo de los trabajadores.

Todas obras y acciones que estamos haciendo juntos, construyendo y generando oportunidades junto al gobernador y a Ud.
Nuestro punto de partida fue muy, pero muy difícil, todos lo saben y no lo usamos como excusa. Nos hacemos cargo.

Y falta mucho, por supuesto que falta, pero eso no nos achica, nos motiva.

Querida Presidenta, le acabo de entregar como obsequio un recuerdo de Nuestra Señora del Rosario. Ella es la Patrona de Paraná. Y esa autoridad se la otorgó el pueblo.
Tenemos una Patrona por el voto popular.

Fíjese Ud., en tiempos en que algunos parecen temerle al voto, y más todavía... desacreditan sin tapujos la voluntad de nuestros representantes en el Congreso Nacional, nuestro pueblo se expresó con democrático voto para elegir a su Patrona en 1825, en la Plaza 1° de Mayo.
Confiamos en que esa Virgen votada, ilumine a quienes no quieren que los argentinos sufraguemos para democratizar uno de los poderes del estado.


Gracias a todos por compartir estos festejos, Presidenta, Gobernador, y quienes vinieron de otros lugares, quienes prepararon cono amor todo estos días, vecinos/ as de Paraná.

Deseamos con todo el corazón que en los próximos 100 años se diga de nosotros que no dudamos en hacer el bien, la justicia y trabajar por la igualdad de nuestro pueblo.

Y que todos, absolutamente todos y todas estemos a la altura del reconocimiento que Manuel Belgrano destinó a aquellos paranaenses que conoció cuando anduvo por acá y al despedirse dijo: " ninguna cosa había, que no hiciesen por amor a la Patria, los pobladores de la Bajada del Paraná".

¡Viva Paraná, viva Entre Ríos, viva la Patria!


Gobernar para el pueblo es una obligación que nos impone la Constitución y nuestras convicciones”, afirmó la Presidenta

La presidenta Cristina Fernández recordó al ex mandatario Néstor Kirchner, quien viajó a Paraná para solucionar una extensa huelga docente, apenas asumida la primera magistratura. Señaló que en 2003 Entre Ríos “era una provincia devastada en un país devastado”.

Sostuvo que en ese momento, Kirchner “se lanzó con su ministro de Educación, Daniel Filmus, a hacerse cargo. Podría haber hecho lo que hacen muchos, echarle la culpa al de antes, al de al lado”. “Pero –afirmó- estamos hechos de otra pasta, para zambullirnos en los problemas y resolverlos, para eso fuimos moldeados”, enfatizó.

La Jefa de Estado indicó que “a la gente se la recuerda cumpliendo los sueños por los que lucharon toda la vida”. Señaló que “la mejor memoria es la que está en el corazón de la gente, en el corazón del pueblo”.

En ese sentido, admitió que “nombres de calles, de edificios, de escuelas, tienen todos en este país, desde los buenos hasta los malos”. Pero consideró que “lo importante es que cuando alguien te nombre se le escape una lágrima de agradecimiento por lo que hiciste para que viviera un poco mejor, sus hijos, o su abuelo, o su padre o su madre”.

“Cuando vos lográs conmover, no es a partir de lo que dicen algunos, que les diste algo, sino porque les entregaste la vida para construir el país que soñaron San Martín, Belgrano, Moreno, Perón, Evita, Hipólito Yrigoyen, tantos patriotas”, remarcó la Mandataria.

El camino de la unidad nacional

Cristina Fernández recordó al general José Gervasio Artigas “que quería ser argentino y no lo dejamos”, y se preguntó “¿cómo puede ser posible?”. “Da bronca cuando uno lee la historia, cuando desde Buenos Aires le rechazaron los diputados a la Banda Oriental”, resltó.

Por ello, la Presidenta sostuvo que se debe “recorrer el camino inverso” hacia adentro del país “reclamando y construyendo la unidad nacional, que no significa estar de acuerdo en todo. Lo importante es estar de acuerdo en las cosas fundamentales, en la inclusión social, en la soberanía de nuestros gobernantes”.

Al respecto, puntualizó que los argentinos deben “saber que quien está en la Casa Rosada decide en nombre del pueblo y de los programas por los que lo votaron”. Asimismo, indicó que hay que “saber que cuando uno es senador, diputado, acompaña cierto proyecto del país, y no es un rejunte para ganar una elección”.

“Necesitamos hombres y mujeres en nuestras cámaras que comprendan las dificultades de un mundo cada vez más complejo y cada vez más hostil”, aseveró la Jefa de Estado. Y enfatizó que “es necesario ejercer las responsabilidades institucionales, no a la bartola, no siguiendo la música que ponen las corporaciones, sino siguiendo la batuta del pueblo que nunca se equivoca”.

La Primera Mandataria se preguntó “cómo no se puede estar de acuerdo en tener una ley que permita la pluralidad de las voces, de las imágenes; en que la gente vote los órganos políticos que conducen la justicia de la nación, y nos permita tener una justicia más justa, más legítima; en que tenemos que defender nuestras divisas para que nuestras industrias puedan importar los insumos básicos para seguir reindustrializando el país”.

Las dificultades que atravesó Néstor Kirchner

Reconoció que “tenemos que pagar una deuda, que no la tomamos nosotros, pero nos hacemos cargo sin beneficio de inventario”. “Hay que hacerse cargo de todo eso, eso es lo que él (por Néstor Kirchner) me enseñó, porque nunca le tocó una buena”, reconoció Cristina Fernández.

Señaló que el ex mandatario “cuando asumió la intendencia de Río Gallegos, le tocó la primera hiper; después la segunda hiper; y después en sus años de gobernador, le tocó administrar esa provincia fundida y convertirla en una provincia sin deudas y sin desocupación, en medio de las políticas neoliberales más feroces”. “Después le tocó ser Presidente, pensaba que su turno iba a ser recién en 2007. De repente la historia le abrió la puerta, la crisis más terrible que nos tocó vivir a los argentinos”, enumeró.

Aseguró que al ex mandatario “le tocó llegar a ser Presidente de la República Argentina, con un Banco Central vacío, con una deuda fenomenal sobre el país, con millones de desocupados, con chicos sin clases”.

Unidad frente a un mundo difícil

La Presidenta señaló que “hoy nuevamente un mundo difícil exige que luchemos muy unidos. Por eso vuelvo a reiterar la unidad de los argentinos”. Admitió que “habrá algunos que no querrán porque no quieren o porque no les gusta” la unidad, pero dijo estar “convencida de que la inmensa mayoría de los argentinos saben que peleados y desunidos no llegamos a ninguna parte”.

“No lo hemos vivido solamente en el pasado anterior a 2003, lo vivimos en momentos duros y difíciles que nos tocó vivir en lugares como la provincia de Entre Ríos”, enfatizó en referencia al conflicto con las patronales agrícolas de 2008. Al respecto, agradeció al gobernador Sergio Urribarri, “la lealtad en el momento más difícil que nos tocó vivir como gobierno nacional”, lo cual la hizo “más valorable”.

La Jefa de Estado señaló que se debe “aprender de ese episodio quienes fueron los que ganaron y quienes los que perdieron: muy pocos y muy poderosos fueron los que ganaron; otros creyeron que ganaron, pero se dieron cuenta que otros se habían quedado con lo que ellos pensaban que era para ellos”. Y resaltó que los grupos de intereses presionan “sobre esas divisiones de los argentinos, de la clase media, de los trabajadores, de los universitarios que no entendieron tampoco al gobierno de Perón”.

Por tal motivo, la Mandataria pidió que” cada uno de los argentinos se acuerde como estaba antes de ese 2003, como estaba en su trabajo, en su empresa, en su campo”. “No hace falta que cuente, simplemente les pido que recuerden donde estaba cada uno”, aseveró.

Gobernar para el pueblo

Cristina Fernández aseguró que “gobernar para el pueblo, para los intereses de la Nación, no es una gracia que tiene derecho el gobernante, es una obligación que nos impone la Constitución y nuestras propias convicciones también”. “Yo creo que tenemos un porvenir venturoso, si somos capaces de sobreponer los intereses de la nación y del pueblo, que es lo mismo”, consideró.

La Presidenta preguntó “a cada argentino, milite en el lugar que milite, de qué le sirve si no lo hace en un país con inclusión social y donde los 40 millones tengan los mismos derechos y las mismas obligaciones”. “A veces tratan de ocultarte la historia, pero no se dan cuenta que ahora la historia la escribe el pueblo”, afirmó.

Empoderar al pueblo de las conquistas sociales

Respecto a la unidad de los países sudamericanos y latinoamericanos, la Jefa de Estado admitió que “siempre van a tratar de dividirnos”, y remarcó que “nunca habíamos logrado este grado de unidad entre los pueblos”. “Tuvimos algunas bajas importantes, irreparables, y tal vez irremplazables en términos de liderazgo”, se lamentó.

Pero, remarcó que se debe “empoderar al pueblo, a las sociedades, de cada una de las conquistas, de cada uno de los logros, para que no dependan de los liderazgos, que siempre tienen la finitud de la vida humana”. “Cuando el pueblo logra hacerse cargo y carne de esas conquistas, podrá haber marchas y contramarchas, pero cuando aprendiste que tenés derechos al trabajo, a la educación, a la salud, a la vivienda digna, podrán por algún tiempo, pero no todo el tiempo”, enfatizó.

Cristina Fernández señaló que “el peronismo le enseñó al pueblo que tenía derechos, y vinieron dictaduras y gobiernas impopulares, y no pudieron” elimianrlos por completo. Asimismo, sostuvo que del radicalismo, se aprendió la importancia de la democracia. “Aprendimos trágicamente a partir del 24 de marzo de 1976, que junto a la justicia y los derechos, debía estar la libertad y la democracia” para asegurar esos derechos, recalcó.

La Presidenta se dirigió a los que se oponen a su gobierno: “A los que no estuvieron o no están, decirles de corazón, con mucha humildad, que en mí nunca vean a una enemiga o una adversaria”, expresó.

“Tengo más que lo que nunca había imaginado. Como iba a imaginar que iba a ser Presidenta de los argentinos, que iba a estar casada con el mejor Presidente de los últimos 50 años, que me iban a reelegir con la segunda mayor cantidad de votos detrás de Perón”, enumeró. Y agregó: “He recibido mucho más de lo que hubiera podido siquiera soñar. Les digo que estoy totalmente agradecido a todos los argentinos por lo que me han dado”.

Por último, la Jefa de estado invitó a todos a ejercer “más la virtud y la confraternidad entre todos los argentinos. Es mucho más fácil amar que odiar, y además te sienta mucho mejor”.

La Presidenta estuvo acompañada por el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, su par de Santa Fe, Antonio Bonfati, la intendenta de Paraná, Blanca Osuna, además de ministros y funcionarios del gobierno nacional, provincial y municipal.

Obras de infraestructura y aportes para productores ganaderos de Entre Ríos

Al presidir los festejos por el Bicentenario de Paraná, Cristina Fernández de Kirchner anunció la construcción de dos puentes y el mejoramiento de caminos en la provincia, y la entrega de más de $ 8 millones en aportes para pequeños productores ganaderos.

Para la realización del primer proyecto, que contempla el mejoramiento de caminos en el sur de la provincia y la construcción de dos puentes, se invertirán $ 254 millones y se verán beneficiados más de 1.000 productores y 400 empresas.

La firma de convenio para la conformación de la Unidad de Gestión para el Nuevo Puente Ferrovial Paraná-Santa Fe estuvo a cargo del secretario de Obras Públicas, José Lopez, y los gobernadores de Santa Fe, Antonio Bonfatti, y Entre Rios, Sergio Urribarri. A su vez, Urribarri y el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, suscribieron el convenio para la ejecución del Proyecto de Mejoramiento de Caminos Rurales.

Con respecto al Plan de Mejoramiento de Caminos Rurales, que se realizará a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), el ministro afirmó que “seguimos generando infraestructura para que el pequeño y mediano productor rural tenga una mejor distribución de su producción”. “Estas políticas –añadió- se enmarcan en el Plan Estratégico Agroalimentario con el objetivo de llegar a las 160 millones de toneladas de granos en el año 2020”.

El proyecto se llevará a cabo en los departamentos de Gualeguay y Gualeguaychú, en el sur de la provincia entrerriana, y comprenderá a las localidades de General Galarza, Urdinarrain, Gobernador Mansilla, Aldea Asunción, Sauce sud y Las Guachas. Además el plan prevé la estabilización de dos tramos de caminos terciarios que suman 49 kilómetros y la construcción de dos puentes.

La superficie beneficiada por el proyecto abarca alrededor de 130 mil hectáreas, en una zona de influencia de 10 kilómetros a cada lado del camino. Se comenzará con una inversión de más de $ 250 millones, lo que se estima que beneficiará directamente a más de 1.000 productores, 290 viviendas y alrededor de 400 empresas.

Por otro lado, la Presidenta entregó el certificado de transferencia de $ 8 millones, que beneficiará a 12.000 productores entrerrianos a través del “Programa de Fortalecimiento y Mejora Competitiva de la Actividad Ganadera Entrerriana” y el “Programa de Asistencia a Productores Ganaderos”.

El Plan Federal del Bicentenario, que lleva adelante la cartera agropecuaria junto al INTA y al Senasa, prevé la suscripción de acuerdos con las provincias, municipios y entidades correspondientes con el fin de incrementar la oferta global en ganado y carne.

Miles de paranaenses y entrerrianos se unieron en una celebración espectacular a la vera del Río Paraná. Del acto participaron también el vicegobernador de Entre Ríos, José Cáceres, el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, funcionarios nacionales, provinciales y municipales, concejales, invitados especiales, representantes de establecimientos educativos, organizaciones no gubernamentales, y distintas agrupaciones de Entre Ríos y otras provincias vecinas.

Arte para festejar los 200 años

En el acto, el grupo El Choque Urbano brindó un espectáculo de percusión y baile por primera vez en Paraná, además de la peformance aérea del grupo Prix D´Ami. El Choque Urbano, que también interpretó el himno nacional junto con la banda de música de La Fanfarria Alto Perú, brindó un show de sonoridades mediante objetos (tachos, tubos, palos, bolsas) acompañados por el baile de la presidenta, el gobernador y la intendenta.

Además, la Cuadrilla Argentina de Acrobacia Aérea entregó, con tres avionetas azules y blancas, un show único en el cielo de Paraná, y sobre el imponente río, que fue seguido por más de 50.000 personas a lo largo del Puerto Nuevo y la Costanera paranaense.